lunes

SOLAMENTE UNA VEZ


Solamente una vez
ame en la vida,
solamente una vez
y nada mas...

una vez, nada mas
en mi huerto brillo la esperanza,
la esperanza que alumbra el camino
de mi soledad.

Una vez, nada mas
se entrega el alma
con la dulce y total
renunciacion,

y cuando ese milagro realiza
el prodigio de amarse,
hay campanas de fiesta que cantan
en el corazon...

Solamente una vez
ame en la vida,
solamente una vez
y nada mas...

una vez, nada mas
en mi huerto brillo la esperanza,
la esperanza que alumbra el camino
de mi soledad.

Una vez, nada mas
se entrega el alma
con la dulce y total
renunciacion,

y cuando ese milagro realiza
el prodigio de amarse,
hay campanas de fiesta que cantan
en el corazon...

Solamente una vez
ame en la vida,
solamente una vez
y nada mas...

una vez, nada mas
en mi huerto brillo la esperanza,
la esperanza que alumbra el camino
de mi soledad.

Una vez, nada mas
se entrega el alma
con la dulce y total
renunciacion,

y cuando ese milagro realiza
el prodigio de amarse,
hay campanas de fiesta que cantan
en el corazon...

(Autor: Agustín Lara)

sábado

ARRANCAME LA VIDA


En estas noches de frío
de duro cierzo invernal
llegan hasta el cuarto mío
las quejas del arrabal.

En estas noches de frío
de duro cierzo invernal
llegan hasta el cuarto mío
las quejas del arrabal.

Arráncame la vida
con el último beso de amor,
arráncala, toma mi corazón,
arráncame la vida
y si acaso te hiere el dolor
ha de ser de no verme
porque al fin tus ojos
me los llevo yo.

La canción que querías
te la vengo a cantar
la llevaba en el alma
la llevaba escondida
y te la voy a dar.

Arráncame la vida
con el último beso de amor,
arráncala, toma mi corazón,
arráncame la vida
y si acaso te hiere el dolor
ha de ser de no verme
porque al fin tus ojos
me los llevo yo.

En estas noches de frío
de duro cierzo invernal
llegan hasta el cuarto mío
las quejas del arrabal.

En estas noches de frío
de duro cierzo invernal
llegan hasta el cuarto mío
las quejas del arrabal.

Arráncame la vida
con el último beso de amor,
arráncala, toma mi corazón,
arráncame la vida
y si acaso te hiere el dolor
ha de ser de no verme
porque al fin tus ojos
me los llevo yo.

(Autor: Agustín Lara)

jueves

BESAME MUCHO


Bésame,
bésame mucho
como si fuera esta noche
la última vez...

Bésame, bésame mucho
que tengo miedo a perderte
perderte después.

Bésame,
bésame mucho
como si fuera esta noche
la última vez...

Bésame, bésame mucho
que tengo miedo a perderte
perderte después.

Quiero tenerte muy cerca
mirarme en tus ojos
verte junto a mí,
piensa que tal vez mañana
yo ya estaré lejos,
muy lejos de ti.

Bésame,
bésame mucho
como si fuera esta noche
la última vez...

Bésame, bésame mucho
que tengo miedo a perderte
perderte después.

Bésame,
bésame mucho
que tengo miedo a perderte
perderte después...
que tengo miedo a perderte
perderte después.

Autora: Consuelo Velázquez

miércoles

ACERCATE MAS


Acércate más,
y más, y más,
pero mucho más.

Y bésame así,
así, así,
como besas tu.

Pero besa pronto,
porque estoy sufriendo,
no lo estás tú viendo
que lo estoy queriendo
sin quererl o tu.

Acércate más,
y más, y más,
pero mucho más.

Y bésame así,
así, así,
como besas tú.

Acaso pretendes
el desesperarme
ven por Dios a darme
ese beso tuyo
que te pido yo.

Acércate más,
y más, y más,
pero mucho más.

Y bésame así,
así, así,
como besas tu.

Pero besa pronto,
porque estoy sufriendo,
no lo estás tú viendo
que lo estoy queriendo
sin quererl o tu.

Acércate más,
y más, y más,
pero mucho más.

Y bésame así,
así, así,
como besas tú.

Acaso pretendes
el desesperarme
ven por Dios a darme
ese beso tuyo
que te pido yo.

(Autor: Osvaldo Farrés)

lunes

UN VIEJO AMOR


Por unos ojos muy negros
igual que penas de amores,
hace tiempo tuve anhelos,
alegrias y sinsabores.

Y, al dejarlos algún dia
me decian así, llorando:
No te olvides, vida mia,
de lo que te estoy cantando.

Un viejo amor
ni se olvida ni se deja.
un viejo amor
de nuestra alma si se aleja,
pero nunca dice adiós.

Ha pasado mucho tiempo
y otra vez vi aquellos ojos,
me miraron con despego,
sin amor y sin enojos.

Y al notar ese desprecio
de ojos que a mí me lloraron,
pregunté si con el tiempo
sus promesas se olvidaron.

Un viejo amor
ni se olvida ni se deja;
un viejo amor
de nuestra alma si se aleja,
pero nunca dice adiós...

un viejo amor...
un viejo amor.

(Autor: Alfonso Esparza)